jueves, 26 de enero de 2012

Confirmaron Prolongación de Prisión Preventiva.

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE ICA
SALA DE APELACIONES DE ICA


Expediente           : 00511-2011-28-1401-JR-PE-01.
Imputados            : Adolfo Condori Quispe y otros.
Agraviado              : El Estado.
Delito                   : Tráfico Ilícito de Drogas.

                                     
AUTO SUPERIOR DE VISTA.

RESOLUCION NRO. 06.

Ica, veinticinco de enero del año dos mil doce.

I.- VISTOS Y OIDO EN AUDIENCIA PÚBLICA DE APELACION DE RESOLUCION:

1.- Viene en apelación la resolución número tres, dictada el seis de enero del año dos mil doce, en virtud a la cual se resolvió declarando fundado en parte el requerimiento de prisión preventiva peticionado por el representante del Ministerio Público, en consecuencia disponía la  prolongación del plazo de la prisión preventiva dictada en contra de Adolfo Condori Quispe, Nilton Condori Quispe y Boris Nilton  Pilco Condori hasta por cuatro meses más, es decir que la prisión preventiva vencerá en definitiva el siete de mayo de dos mil doce, plazo que considera el juzgado pertinente para que termine el juicio oral y se resuelva la situación jurídica de los procesados en definitiva, cúmplase con oficiar al órgano jurisdiccional y a este establecimiento penal con la resolución expedida; con todo lo demás que contiene la referida resolución.

2.- Con los argumentos expuestos oralmente por la defensa técnica de los procesados recurrentes que se registraron en el audio respectivo, el incidente se halla expedito para resolver. El representante del Ministerio Público no estuvo presente en la audiencia de apelación.

3.- Interviene como ponente el señor Jara Peña.

II.- CONSIDERANDOS:

Primero.- Premisas normativas.-

1.1 En efecto, en el artículo doscientos setenta y cuatro, inciso 1, se dispone que “[C]uando concurran circunstancias que importen una especial dificultad o prolongación de la investigación, y que el imputado pudiera sustraerse a la acción de la justicia, la prisión preventiva podrá prolongarse por un plazo no mayor al fijado en el numeral 2 del artículo 272. El Fiscal debe solicitarla al Juez antes de su vencimiento”.

 1.2 Una interpretación literal nos llevaría a inferir que la prolongación de la prisión preventiva procedería únicamente durante la investigación preparatoria, pero esto no es así como lo explicaremos a continuación.

1.3 Este colegiado, en pronunciamientos anteriores, ya ha dejado establecido que la prolongación de prisión preventiva no se agota en la investigación preparatoria, sino que abarca a todas las etapas del proceso penal.

1.4 Esta aseveración, esto es que la prolongación de la prisión preventiva va más allá de la investigación preparatoria se infiere de lo previsto en el articulo doscientos setenta y cuatro, inciso cinco, del Código Procesal Penal, que literalmente expresa que “una vez condenado el imputado, la prisión preventiva podrá prolongarse hasta la mitad de la pena impuesta, cuando esta hubiera sido recurrida”.
Lo anterior nos demuestra pues de manera muy objetiva que la prolongación de la prisión preventiva no se agota durante la investigación preparatoria, ya que puede deducirse incluso mucho más allá de la etapa de juzgamiento.

Segundo.- Resumen de los alegatos orales en la audiencia de apelación.

2.1 La defensa técnica de los procesados solicitó que se revoque la resolución impugnada y en consecuencia se declare infundado el requerimiento de prolongación de la prisión preventiva, para lo cual precisó que no existe en autos circunstancia que implique una especial dificultad; expresó que sus patrocinados no han tenido una conducta obstruccionista, tampoco la defensa técnica, refirió haber solicitado la terminación anticipada, pero que esta no se concretó por desidia del Ministerio Público. Señaló que el Ministerio Público ha investigado por cuatro meses, más los sesenta días adicionales, no habiendo emitido la disposición concluyendo la investigación preparatoria. Citó la sentencia dictada por el Tribunal Constitucional en el expediente N° 02669-2008-PHC/TC, del cuatro de mayo del año dos mil nueve, en el que se ha señalado que dentro de los supuestos para dictar la prolongación de una detención se encuentran la conducta obstruccionista del procesado o su defensa que haya dilatado el proceso y en los casos de trafico ilícito de drogas con red internacional en los que importen circunstancias de especial dificultad, de modo que resolución que desborde el plazo legal de detención será inconstitucional, lo que no ha sido tomado en cuenta por el Juzgado de Investigación Preparatoria para dictar la resolución impugnada.

Y otros argumentos más que se registraron en el audio de la audiencia.

2.2 El representante del Ministerio Público no se hizo presente en la audiencia de apelación.

Tercero.- Análisis de los actuados y el medio de defensa.-

3.1 De lo expuesto por la defensa técnica se persuade que éste cuestiona la resolución impugnada en relación a la especial dificultad de la investigación, aseverando tangencialmente que sus patrocinados no ofrecen peligro procesal.

3.2 En principio cabe señalar que la prisión preventiva puede prolongarse de nueve a dieciocho meses sin la previa declaración del proceso como complejo, siempre que concurran circunstancias que importen una especial dificultad o prolongación de la investigación y que el imputado pueda sustraerse a la acción de la justicia.
Es decir que existen casos, en que sin ser complejos, se justifica la prolongación de la prisión preventiva por las razones antes referidas.

3.3 Precisamente esas circunstancias no se hallan definidas legalmente en nuestro Código Procesal Penal y corresponderá al Fiscal y al Juez determinarlo en cada caso en concreto; en la doctrina San Martín Castro afirma que “se trata de circunstancias objetivas vinculadas, como ya se anotó, a la actividad probatoria, tales como la realización de pericias muy complicadas, peritos ausentes o enfermos que no puedan acercarse al examen pericial, documentos que deban recabarse en el extranjero o sujetos a un trámite especialmente complicado (…)”.[1]   

3.4 Como se advierte las posibilidades no se cierran con lo detallado anteriormente, existe un abanico de hipótesis pero que deben ser explicados en cada caso que sea materia de resolución.

Ahora bien, es menester hacer hincapié que la “especial dificultad” no sólo se presenta en la investigación, sino también puede presentarse en la etapa intermedia y en el juzgamiento mismo, de modo que la prolongación de la prisión preventiva no sólo debe tutelar la efectiva realización de la investigación, sino también de las otras etapas procesales hasta llegar a obtener la sentencia de primera instancia.

3.5 De lo expuesto en los alegatos de la audiencia de apelación se advierte que los imputados se hallan con mandato de prisión preventiva computados desde el ocho de abril del año dos mil once, siendo esto así el plazo de la prisión preventiva, de nueve meses establecido en la resolución correspondiente, vencía el siete de enero del año dos mil doce.

3.6 Del expediente de apelación se evidencia que el requerimiento fiscal de prolongación de la prisión preventiva fue presentado por el Fiscal a cargo del proceso el cuatro de enero del año dos mil doce (véase a folios uno al seis), es decir antes de que haya vencido el plazo anteriormente señalado.
Se constata así que efectivamente la solicitud de prolongación ha sido presentada dentro del plazo contemplado en el inciso uno, parte final, del artículo doscientos setenta y cuatro del Código Procesal Penal.

3.7 Efectuada tal precisión, corresponde realizar un análisis si procede o no procede prolongar la prisión preventiva en el caso materia de revisión, esto es si se dan o no los requisitos contenidos en el ya citado artículo doscientos setenta y cuatro del Código Procesal Penal, sobre todo el de la especial dificultad.

3.8 De los debates ha emergido que el delito que se les viene imputando a Adolfo Condori Quispe, Nilton Condori Quispe y Boris Nilton  Pilco Condori, es el Tráfico Ilícito de Drogas tipificado en el primer párrafo del artículo doscientos noventa y seis del Código Penal, que contiene una pena conminada que oscila entre los ocho y quince años de privación de la libertad.

3.9 De la resolución materia de revisión, que en puridad es lo que nos ocupa en una audiencia de apelación, se infiere que se ha accedido al requerimiento de la prolongación de la prisión preventiva en razón de que los cuestionamientos respecto al tipo penal implican una especial dificultad que ameritan acceder al requerimiento

3.10 Lo expuesto en la audiencia de apelación por la defensa técnica de los imputados antes citados, así como los actuados anexados al expediente judicial, permiten concluir que la investigación se halla con requerimiento de acusación, de modo que esta pendiente el control de acusación y el correspondiente juzgamiento, de tener lugar este.
Precisamente estas circunstancias, verificación de la etapa intermedia y de juzgamiento, justifican que se prolongue la prisión preventiva, pues evidentemente nos hallamos frente a una especial dificultad, la realización de los actos procesales pendientes, cuya ulterior finalidad es garantizar la efectiva realización del juzgamiento y la emisión de la sentencia de primera instancia, lo que se pondría en peligro de estar en libertad los procesados, pues recuérdese que todos ellos son naturales y vecinos de la provincia de Puno.


3.11 De otro lado, también justifica la prolongación de la prisión preventiva la naturaleza especial del proceso por tratarse de una investigación del delito de tráfico ilícito de drogas, repudiado incluso en numerosas sentencias del Tribunal Constitucional peruano, si bien es cierto que formalmente el proceso no ha sido declarado complejo pero delitos de esta naturaleza importan, casi siempre, una especial dificultad por muchas razones, entre ellas la recepción de las experticias correspondientes, con el añadido de que continua latente el peligro procesal, a despecho de lo afirmado por la defensa técnica de los procesados, si se considera como referente la gravedad de la pena que se espera imponer luego de la culminación del proceso penal.

3.12 Ergo, por los fundamentos antes expuestos la resolución recurrida debe ser confirmada.

DECISIÓN:

Por los fundamentos antes expuestos los integrantes de la Sala Superior Penal de Apelaciones de Ica,  RESUELVEN:

1.- CONFIRMANDO la resolución número tres, dictada el seis de enero del año dos mil doce, en virtud a la cual se resolvió declarando fundado en parte el requerimiento de prisión preventiva peticionado por el representante del Ministerio Público, en consecuencia disponía la  prolongación del plazo de la prisión preventiva dictada en contra de Adolfo Condori Quispe, Nilton Condori Quispe y Boris Nilton  Pilco Condori hasta por cuatro meses más, es decir que la prisión preventiva vencerá en definitiva el siete de mayo de dos mil doce, plazo que considera el juzgado pertinente para que termine el juicio oral y se resuelva la situación jurídica de los procesados en definitiva, cúmplase con oficiar al órgano jurisdiccional y a este establecimiento penal con la resolución expedida; con todo lo demás que contiene la referida resolución.

2.- DISPUSIERON la devolución de los actuados al juzgado de origen.

S.S.

COAGUILA CHAVEZ.

SEDANO NUÑEZ.

JARA PEÑA.






[1] San Martín Castro, César. (2003): Derecho Procesal Penal. Segunda Edición. Lima. Pág. 839.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada