lunes, 23 de julio de 2012

Confirma Cese de Prisión Preventiva Infundado

        CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE ICA
SALA PENAL DE APELACIONES


EXPEDIENTE              : 00230-2012-3-1401-JR-PE-03
ESPECIALISTA           : RITA ZEVALLOS ROMERO
MINIST. PUBLICO    : 2DA. FPP CORPORATIVA DE ICA
IMPUTADO                : KEVIN DAVALOS MORALES
DELITO                       : VIOLACION SEXUAL
AGRAVIADO            : IDENTIDAD RESERVADA

RESOLUCION Nº 05
Ica, seis de julio de dos mil doce.-
AUTOS, VISTOS Y OIDOS: En audiencia privada. Con la carpeta Fiscal pedida para resolver. Interviene como Juez Superior ponente el señor COAGUILA CHÁVEZ.
PRIMERO: OBJETO DE LA ALZADA
Viene en grado de apelación, la resolución número dos, emitida en la audiencia de fecha dieciocho de junio del año en curso, que declara Infundada la solicitud de cese de prisión preventiva, formulada por el investigado Kevin Dávalos Morales, por el delito de violación sexual, en agravio de menor de identidad reservada, al haber sido recurrida por el abogado del imputado, mediante recurso de fojas ochenta y seis a noventa y dos.
SEGUNDO: ARGUMENTOS DE LA RESOLUCIÓN IMPUGNADA
El señor Juez de Investigación Preparatoria funda su decisión en lo siguiente:
2.1 Señala que con fecha trece de junio del dos mil doce, Kevin Dávalos Morales solicita la cesación de prisión preventiva y su sustitución, por una medida de comparecencia; dice que la defensa técnica advierte que ha surgido el desvanecimiento de los elementos de convicción que habrían iniciado que se prive de su libertad a Kevin Dávalos Morales, como es la declaración de la madre del menor agraviado, la pericia  psicológica, constancia de estudio que se ha adjuntado en su solicitud, como memorial de mas de quinientas personas, que establecen su conducta del imputado, así como que también se tendrá en cuenta   las incongruencias que habría existido en la pericia psicológica del menor, y como lo ha indicado incongruencia entre lo que aparece en el certificado medico, y lo que señala el menor.
2.2 Dice que es de advertirse del requerimiento de la disposición de formalización y continuación de la investigación Preparatoria de fecha  dos de marzo del dos mil doce, que a Kevin Dávalos Morales se le imputa la comisión del delito de violación  sexual  de menor, en agravio del menor de iniciales JLPT de trece años de edad, hecho suscitado el día 24 de febrero del dos mil doce, fecha en que habría ocurrido actos de violación en agravio del menor antes citado, por lo que dio lugar a que el representante del Ministerio Publico, subsumiera los hechos en el tipo penal del artículo 173 numeral 2 del Código Penal, y solicitara la prisión  preventiva del investigado.
2.3 Refiere que se ha sustentado y justificado la medida de coerción procesal impuesta al inculpado, habiéndose verificado la concurrencia de los presupuestos materiales exigidos en el articulo 268, en la que se ha tenido en consideración como elemento de convicción, la declaración de la madre del menor agraviado Nilda Pacoticona Feliciano, el certificado medico legal practicado al menor agraviado,  el Protocolo de pericia psicológica practicado al menor, la declaración del imputado y el DNI del menor agraviado, habiéndose considerado en esa oportunidad que, en aplicación del principio de proporcionalidad, resultaba  necesario y útil  imponer   la medida  de  coerción procesal  de prisión preventiva.
2.4 Señala el A quo que los nuevos actos de investigación como son la declaración de la madre del menor, la pericia de parte y el examen de biología, no desvirtúan la inicial imputación, toda vez que bajo este contexto se tiene que con la imposición de una medida de coerción procesal, lo que se busca es que con la valorización de los elementos de convicción, se cree un grado de probabilidad relativa de los hechos, no exigiéndose un grado de certeza, dado que el grado de certeza únicamente se busca cuando se está en otra etapa, como es el juzgamiento.
Señala que debe tenerse en cuenta que en el caso de autos, nos encontramos ante un delito, cuyo bien jurídico protegido es la indemnidad sexual de los menores, dado que conforme se advierte, el menor tendría en la presunta comisión de los hechos delictivos, trece años de edad, y que habría sufrido hasta en tres oportunidades actos contra natura, por parte del inculpado; señala que esas circunstancias habrían sido evaluadas por el juzgado anterior, y confirmadas por la Sala, lo que habrían llevado a determinar la imposición de la medida, con los elementos de convicción antes citados.
Reitera que los nuevos elementos de convicción no resultan suficientes para enervar la inicial imputación formulada por el Ministerio Público, lo que dio lugar a la imposición de prisión preventiva.
TERCERO: FUNDAMENTO DE LA APELACIÓN (fojas 86 a 92) Y OPINIÓN DEL MINISTERIO PÚBLICO
La defensa técnica fundamenta su apelación en su escrito de impugnación, así como en lo expresado en audiencia pública, y solicita que se revoque la resolución, y reformándola se declare fundada la solicitud de cesación de prisión preventiva, en mérito a los siguientes fundamentos:
3.1 La defensa técnica del investigado, solicita que se revoque la prisión preventiva, y se sustituya por la medida de comparecencia restringida, con las prerrogativas que exige la Ley, previo análisis y aplicando el criterio de las reglas de la sana critica, por cuanto no se ha tomado en consideración, afectando el debido proceso, que en la actualidad en la carpeta fiscal de investigación, de la cual anexa como prueba, que existen nuevos elementos de convicción, como son la declaración testimonial de doña Nilda Pacoticona Feliciano, quien en su ampliación no se ratifica, en el contenido de lo que dio motivo y origen a la denuncia.
Dice que obra también el Informe Médico Legal primigenio, dictado por el Instituto de Medicina Legal, contradicho con la pericia de parte, efectuado por el médico Raúl Wilfredo Vásquez Huasasquiche.
Obra además la pericia de biología forense, que establece en forma concluyente que en la muestra de hisopado analizado al menor, no se observa ningún signo de espermatozoide, documento que ha sido recepcionado por el Ministerio Publico de fecha veintisiete de marzo del dos mil doce, es decir, contiene el presupuesto de la norma, artículo doscientos ochenta y tres, que refiere que la cesación procede cuando existen nuevos elementos de convicción.
3.2 Por su parte la representante del Ministerio Público ha dicho que los documentos adjuntados se encuentran en la carpeta fiscal y han sido merituados; indica que la Sala confirmo la resolución que impone prisión preventiva al imputado, asimismo la declaración de la denunciante del 21 de marzo en que no se ratifica en la denuncia, la misma no es un elemento intrínseco, pues es una testigo de oídas; así indica que la evaluación psicológica del menor ha sido valorada por el Colegiado, por lo que dicha declaración debe tomarse con las reservas del caso. Indica que la pericia de biología forense tenia otro fin y no de establecer la responsabilidad del imputado, que la prognosis de pena es grave, asimismo señala que el arraigo no es suficiente para que se encuentre asegurada su permanencia, por lo que los presupuestos no han variado, mas aun si se tiene en cuenta la gravedad de la pena. Sobre el peligro de obstaculización señala que puede existir alguna presión, debiéndose mantener la medida impuesta al no existir nuevos elementos de convicción, por lo que debe confirmarse la resolución. Sobre los documentos ya han sido adjuntados en la carpeta fiscal, siendo que el medico legista ya se ha ratificado en el certificado.
F U N D A M E N T O S:
PRIMERO: ADMISIBILIDAD DE LA IMPUGNACIÓN
1.1 La resolución impugnada se notificó en audiencia al investigado, el día dieciocho de junio del año dos mil doce, reservándose su derecho de apelar; con fecha veinte de junio del año en curso, se impugnó la resolución, fundamentándose la misma, conforme aparece de fojas ochenta y seis.
1.2 El recurso impugnativo se halla interpuesto a tiempo y en forma, de modo que cabe analizar sus postulados.
SEGUNDO: SUSTENTO NORMATIVO
2.1 El artículo 268 del Nuevo Código Procesal Penal establece los requisitos legales para la decisión de privación de libertad de investigado.
2.2 Los artículos 269 y 270 del Nuevo Código Procesal Penal, se refieren a los parámetros específicos del peligro de fuga y de entorpecimiento de la investigación.
2.3. El artículo 283 del Nuevo Código Procesal Penal indica los presupuestos para que se proceda cesación de prisión preventiva, esto es cuando nuevos elementos de convicción demuestren que no concurren los motivos que determinaron su imposición, y resulte necesarios sustituirla por la medida de comparecencia.
2.4 El artículo 284 del Nuevo Código Procesal Penal, ha establecido el modo de proceder ante la impugnación de las decisiones de esta materia.
TERCERO: ANÁLISIS JURISDICCIONAL
3.1 La Cesación de la prisión preventiva es el instituto procesal en virtud del cual, el imputado o su defensa técnica solicitan el cese de la medida coercitiva, con el argumento debidamente acreditado, de que los presupuestos materiales que le dieron origen y sustentaron, se han desvanecido.
Vale decir que, aplicando la regla del rebus sic stantibus, es posible un reexamen por el Juez que dictó la medida de privación de la libertad, a requerimiento expreso del imputado, cuando nuevos elementos de convicción demuestren que no concurren los motivos que determinaron su imposición.
3.2 Es menester precisar que la adopción de las medidas de coerción en el nuevo Código Procesal Penal, se someten a dos presupuestos fundamentales el fummus bonis iuris que se refiere a la verosimilitud de haberse cometido un delito mediante indicios manifestados objetivamente; y, el periculum in mora, que se refiere al peligro que se puede producir con el paso ineludible del tiempo.
3.3 En el recurso de impugnación de los folios ochenta y seis a noventa y dos, la defensa técnica ha señalado, así como de los alegatos formulado en audiencia de apelación, que se han incorporado nuevos actos de investigación, los que no han sido valorados por el juez A quo, tales como la ampliación de declaración de la madre del agraviado, el dictamen pericial de biología forense, el informe psicológico que contiene contradicciones con el certificado médico legal, así como la constancia de estudios de la carrera de Ingeniería Industrial de la Universidad Alas Peruanas, el certificado de prácticas de trabajo, certificado de trabajo, así como certificado de honorabilidad.
3.4 Teniendo en cuenta lo antes señalado, el Colegiado considera que si bien obran nuevos actos de investigación, también es cierto que estos no desvirtúan las iniciales imputaciones, toda vez que si bien la madre del menor amplió su declaración, también es cierto que los iniciales fundados y graves elementos de convicción, están constituidos por el protocolo de pericia psicológica, donde el menor narra los hechos, situación que no ha variado; que si bien la madre dice que no se ratifica, lo cierto es que la versión que ésta proporcionó, fue la que le manifestó su hijo, el agraviado; así, este nuevo elemento de convicción, no enerva la inicial imputación, en todo caso estando a lo informado por la representante del Ministerio Público, lo señalado se confirmará el día veinte de julio en que se lleve a cabo la declaración del menor en cámara Gesell.
Ahora bien, se ha indicado que como nuevo elemento de convicción estaría la pericia biológica, la que concluye que no se observaron espermatozoides; al respecto, el Colegiado tiene presente que el hisopado con muestras fue tomado el día veinticuatro de febrero del año dos mil doce a las veintiún horas con doce minutos, esto es doce horas después de ocurridos los hechos –ver certificado médico legal de fojas trece del cuaderno de prisión preventiva-, sin embargo, teniendo en cuenta que se han denunciado hechos anteriores a la fecha indicada, tal certificado tampoco enerva los cargos iniciales.
Otro de los actos de investigación que considera la parte impugnante como nuevo, estaría constituido por el peritaje de parte de los folios sesenta y nueve; al respecto, dicha pericia resulta válida, sin embargo, a éste nivel inicial de investigación preparatoria no cabe su contradicción, sino durante los debates orales, tanto más que el artículo 321 del Código Procesal Penal, señala que la Investigación Preparatoria persigue reunir los elementos de convicción, de cargo y de descargo, que permitan al Fiscal decidir si formula o no acusación y, en su caso, al imputado preparar su defensa.
Se ha adjuntado documentos que acreditarían su arraigo domiciliario, así como estudios y prácticas, sin embargo, tal situación fue evaluada en la resolución expedida por este Colegiado al resolver la apelación de prisión preventiva, razón por la cual, tampoco enervan los cargos iniciales.
3.5 Estando a las consideraciones antes señalada, es de ley confirmar la resolución venida en grado y disponer que se continúe con la investigación, con la medida cautelar de prisión preventiva.
Por los fundamentos señalados, los miembros de la Sala Superior Penal, a nombre del Pueblo, habiendo oído al Ministerio Público y a la defensa del investigado.
HEMOS ACORDADO:
1. DECLARAR infundado el recurso de apelación interpuesto por la defensa técnica del investigado Kevin Dávalos Morales.
2. CONFIRMAR la resolución número dos, emitida en la audiencia de fecha dieciocho de junio del año en curso, que declara Infundada la solicitud de cese de prisión preventiva, formulada por el investigado Kevin Dávalos Morales, por el delito de violación sexual, en agravio de menor de identidad reservada.
3. ORDENARON la devolución de los actuados al juzgado de origen, previa notificación.
S.S.
COAGUILA CHAVEZ
JARA PEÑA.
TRAVEZAN MOREYRA

2 comentarios:

  1. disculpe que edad tiene el investigado

    ResponderEliminar
  2. deseo saber si el imputado .. el acusado , deseo saber su edad por favor

    ResponderEliminar